Singapur – Km 92.478

Entré a Singapur caminando, con la bicicleta de lado, que me pedía casi a gritos cambio de piezas. La llanta trasera tenía una rajadura que me impedía pedalear, la delantera estaba totalmente gastada, los bujes de la rueda necesitaban repuestos o mucho mejor cambiarlos, al igual que la cadena, la corona, los platos con su eje y hasta los pedales. Era consciente que si quería seguir pedaleando, Singapur era el lugar donde tenía que gastar un montón de dinero.

02conskA unos pocos metros de la frontera me recibió Swee Kian Tan, un chino malayo de 35 años que encontró mi web en internet, apenas 10 días antes de mi llegada a Singapur. Luego de ver las condiciones de mi bicicleta la cargó sobre el techo de su auto y me llevó a su casa, donde vivía con su esposa y sus dos hijos. Sk vive en Singapur desde hace mucho tiempo, pero también vivió 3 años en República Checa. En el año 2004, de regreso a su casa, eligió aventurarse pedaleando 23.000 km en 18 meses, desde Finlandia hasta Singapur, con un amigo: Sean. Viajaron de una forma muy precaria, golpeaban la puerta de una casa todas los días para encontrar un lugar para dormir. “Nosotros cruzamos Asia Central en invierno, hacía mucho frío y no llevábamos tienda porque queríamos relacionarnos con las personas. Fue muy lindo, pero también muy duro”, me dijo. Conversando con SK nos dimos cuenta que habíamos pedaleado la misma ruta a lo largo de varios países europeos, al mismo tiempo, pero en dirección opuesta. Como olvidar aquellas tormentas que azotaban el norte de Europa. De acuerdo a las noticias eran las lluvias más fuertes en los últimos 20 años. Fue muy lindo compartir nuestras experiencias.

A mi llegada descubrí que SK había trabajado durante 10 años en el Dpto. de Marketing y Comercio Exterior de Shimano Singapur, la segunda planta más grande en el mundo de la empresa japonesa. Por ello SK enseguida llamó a su ex jefe, Eugene Koh, el director de Shimano Singapur. Días después Eugene me recibió en su oficina para conocer todo lo referente a mi viaje. Luego decidió apoyarme, por ello dejé mi bicicleta por unos días y a mi regreso la encontré totalmente nueva. Aaron, el mecánico me había cambiado mi viejo equipo por un XT, las llantas y los pedales; también me regalaron ropa y accesorios. En 10 años, es la primera vez que tengo una bicicleta como tal.

03skyeugene
Pablo Garcia - Pedaleando el Globo

SK era un gran tipo, había experimentado en carne propia la sensación de libertad en ruta, y no sólo me ayudaba porque se sentía identificado sino porque era la manera de agradecer a todas aquellas personas que le abrieron la puerta de sus casas.

Durante mi estadía en la capital me interesé en conocer el diminuto país, que es la segunda nación con más densidad de población en el mundo. Los chinos representan ¾ partes de la población, los otros grupos étnicos son de origen malayo e indio. También hay muchos extranjeros provenientes de países occidentales. Según me explicaba SK la economía se basa en las actividades industriales principalmente la electrónica y la petroquímica, pero también en las exportaciones e importaciones, ya que el país cuenta con el puerto marítimo que opera el mayor volumen de carga anual en el mundo. “Todo lo que desde Asia se dirige hacia Occidente pasa por aquí y viceversa, me decía SK. A su vez el país es un importante centro financiero internacional y tiene uno de los PIB per cápita más altos del mundo. Pero así como es un país rico, Singapur es un país muy caro, por ello es muy común que en el matrimonio hombres y mujeres trabajen largas jornadas.

05puentedelaesplanade

En mi recorrido por la ciudad visité el distrito colonial, que conserva los rastros del antiguo gobierno Británico y que se mezcla con edificios de arquitectura futurista. La zona de Clarke Quay es un conjunto de antiguos almacenes sobre el río Singapur conocida por sus locales nocturnos que reúnen bares y restaurantes. También recorrí Little India, Chinatown y el barrio musulmán, que esconden entre sus callejuelas diferentes templos y una gran mezquita, la marca cultural de cada uno de éstos pueblos.

06monasteriochino
07barriomusulman

Me resultó interesante entender como un país que dispone de escasos recursos naturales posee el suministro hídrico para una población que supera los 5 millones de habitantes. Según SK, para obtener agua, antiguamente Singapur dependía principalmente de la vecina Malasia, pero hoy tiene tres fuentes adicionales: la recolección de las cuencas locales, el reciclaje y la desalinización de las aguas del mar. “Aunque si bien en la actualidad el suministro de agua es suficiente, para el gobierno la meta a largo plazo es reducir el consumo diario de agua en el sector doméstico, que en la actualidad supera los 150 litros por casa”, decía SK

Durante los últimos días visité el nuevo Eco Green Hostel que SK junto a su amigo Yong estaban inaugurando en la zona de Bugis. Me regalaron una guía de viajes, mapas, y varios accesorios para la bicicleta. Y me decían: “El lema del hostel es que todo viajero que llega de bicicleta pague la mitad”.

Días después partí de barco hacia Indonesia. SK y Sean me acompañaron al puerto. Al despedirme Sean me entregó un sobre rojo y me dijo: “para los chinos es una costumbre entregar un sobre rojo con una donación a quien está viajando. Para nosotros es como una bendición. Que la suerte te acompañe y te lleve a destino, buen viaje amigo”

Embarqué conmovido, con lágrimas en los ojos; sin duda que SK y sus amigos era gente especial. Singapur quedará en mi memoria para siempre.

Si deseas conocer más acerca de mi viaje, consigue el Documental: Pedaleando el Globo